Tiempos revueltos - Semanario Brecha
Edición 1615 Suscriptores

Tiempos revueltos

El antagonista del Sunca en el agudo conflicto que se avecina no es esta vez el conjunto de las cámaras empresariales sino el gobierno. A pesar de que el Ejecutivo decidió otorgar beneficios fiscales a los empresarios de la construcción con el objetivo de estimular las inversiones y generar más puestos de trabajo, curiosamente, tanto el sindicato como la Cámara de la Construcción miran esos incentivos con frialdad.

Construcción. Foto: Alejandro Arigon.

“Dar señales al mercado de que todo lo resuelve es un riesgo potencialmente dramático”, alertó el dirigente del sindicato de la construcción, Óscar Andrade, en relación con los incentivos económicos que se auguran para el sector empresarial de la rama. Las decisiones del gobierno fueron contundentes: disminuir los topes en los precios del programa de Viviendas de Interés Social (Vis) y exonerar fiscalmente a todas las construcciones que superen los 15 millones de dólares de inversión.

El reclamo por parte del sector empresarial de eliminar o, por lo menos, disminuir los topes de las ventas de las Vis tuvo sus frutos. El Ministerio de Vivienda acordó con los empresarios que modificará –a partir de 2017– el régimen de topes para Montevideo y el Interior. En el primer caso, se topeará sola...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

1996 Suscriptores
El cierre de colegios y la respuesta oficial

El ansiolítico

1996 Suscriptores
Obras en la embajada de Estados Unidos

La ocupación

1996 Suscriptores
La discusión por el interior y las precandidaturas del Frente Amplio

Primera zancadilla

1996 Suscriptores
La fiscalía desestimó la denuncia penal del gobierno por la construcción del Antel Arena

No hubo delitos

1996 Suscriptores
Dudas y expectativas sobre el anuncio de una nueva –y privada– aerolínea de bandera

Enramada