“Todo es un palacio de mentiras” – Brecha digital
Cultura Suscriptores

“Todo es un palacio de mentiras”

Es interesante ver cómo Mercedes Estramil escribe sobre textos ajenos para hacer una mejor lectura de los suyos. En ese fértil contrabando de fronteras, en esa compleja red de relaciones, se basa la tensión y la interpretación de su literatura, y en cualquier caso, lo que acaba por triunfar es la escritura.

Caja negra, de Mercedes Estramil.

No sé cuándo comenzó la vocación de Mercedes Estramil por la escritura, pero en 1987, con poco más de 20 años, poemas suyos fueron destacados en dos concursos: el de la Feuu y el de Poesía Joven organizado por el Inju y Mosca Hermanos. Pronto comenzó a escribir sobre literatura en el suplemento sabatino La Semana, del diario El Día, y a continuación en El País Cultural, donde hasta hoy brillan sus notas con luz propia. Además de estudiar letras en la Facultad de Humanidades, obtuvo primeros premios en influyentes concursos literarios: el de la Intendencia de Montevideo por la poesía de Ángel sólido, el Narradores de la Banda Oriental por la nouvelle Rojo, primer libro publicado (1996). Trece años después, una editorial dio a conocer las novelas Hispania Help (2009) e Irreversible (2010), u...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1923 Suscriptores
Con el historiador italiano Mimmo Franzinelli

La definitiva normalización del fascismo

Edición 1923 Suscriptores
Con Sônia Guajajara, candidata indígena a diputada federal por San Pablo

«No queremos más un Brasil sin nosotros»

Edición 1923 Suscriptores
Elecciones brasileñas

El enigma del después

Cultura Suscriptores
Nuevo biopic sobre Marilyn Monroe en Netflix

Estado de misterio

Cultura Suscriptores
Un juego de rol feminista ha llegado a Uruguay

¿Dónde estás, Alice?