Un clásico vanguardista - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

Un clásico vanguardista

La prestigiosa editorial Lumen de Barcelona nos ofrece, en precioso volumen, una versión bilingüe (inglés/español peninsular) de los “Cuatro Cuartetos” de T S Eliot (1888-1965).

Cuatro Cuartetos, de T.S. Eliot. Lumen, Barcelona, 2016. 360 págs.

En la primavera de 1994, en el ámbito estudioso de la Universidad de Emory, luego de pronunciar unas breves palabras de presentación de la figura de T S Eliot (1888-1965), una elegante Esme Valerie Eliot, viuda del gran poeta angloamericano y activa guardiana y promotora de su obra, dedicaba y firmaba ejemplares de una cuidada reedición de los Collected Poems 1909-1962 de su marido publicada unos años antes por Harcourt Brace –Nueva York, San Diego, Londres– con motivo de la celebración del centenario del nacimiento del poeta y en la que figuran en sus  páginas finales los Cuatro Cuartetos (1935-1942), obra que, junto con La tierra baldía o La tierra estéril (1922) tiende a considerarse protagónica dentro de la producción del escritor.

Más cerca de nosotros en el tiempo, la prestigiosa ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2004 Suscriptores
Las inversiones de las empresas públicas en el actual período de gobierno

Se enfrían

Edición 2004 Suscriptores
Mario Bergara renunció a la pretensión de ser el presidenciable del FA

La fuerza de los dos polos

Edición 2004 Suscriptores
El MI no le respondió al Senado sobre la actuación de Capretti en el caso Astesiano

Si pasa, pasa

Edición 2004 Suscriptores
Uruguay batió un récord en la importación del principio activo de la Ritalina en 2023

Quédese quieto

Edición 2004 Suscriptores
Con Karina Batthyány, sobre el Sistema Nacional de Cuidados

«No solo no se avanzó, se retrocedió»