Política Suscriptores
Obligado por el referéndum, el gobierno se apoya en las empresas públicas

Un parate ideológico

El gobierno decidió sacrificar el mecanismo «técnico» de ajuste de los combustibles, que era de su entera autoría, para evitar asumir el costo político que, en el corto plazo, supondría un nuevo aumento de las gasolinas de cara al referéndum por la LUC. La medida fue posible gracias a los resultados extraordinarios de las ventas de combustible y energía eléctrica, generados a través de una triangulación entre empresas e infraestructura pública. Pese a haber aludido, en el fragor de la campaña electoral, a las ineficiencias y al uso discrecional del presupuesto de los entes, el gobierno encontró en ellos una herramienta útil a la que echar mano, aunque luego en su programa de gobierno apueste por dejarla oxidar.

Ilustración: Ombú

La aplicación de un nuevo mecanismo para la fijación mensual del precio de los combustibles, estampado en la Ley de Urgente Consideración (LUC) como alternativa a la malograda iniciativa del Partido Nacional (PN) que buscaba la desmonopolización de la importación, fue inconsistente desde su entrada en vigencia. Pero no fue hasta mediados de año que el gobierno sintió bajo sus hombros el peso político del monstruo que había creado.

En su presentación en sociedad, había sido concebido discursivamente como un instrumento técnico indiscutible, totalmente transparente y que no sería alcanzado por las espurias arbitrariedades de las decisiones políticas. La referencia para su aplicación surgiría de las implacables leyes del mercado, y la variación de los precios a nivel local quedaría ligada...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Gas Sayago: cuestionan declaraciones de Enrique Antía y José Amy

Recuerdos selectivos

El deterioro del rubro del pórtland de ANCAP y los intereses privados que lo rondan

En el horno

Política Suscriptores
El aumento de los combustibles y un conflicto a varias bandas para el gobierno

Del dicho al no hecho

Política Suscriptores
Con la ingeniera química Mónica Loustaunau

«Todo precio es político»

Pese a denuncia, empresa árabe insiste en comprar subsidiaria de ANCAP en Argentina

Por la revancha