Política Suscriptores
El doble rol de un abogado blanco en el acuerdo del gobierno con Katoen Natie en el puerto de Montevideo

Aquí y allá, el muy zorrito

El abogado de la multinacional de origen belga mantiene un estrecho vínculo con el gobierno, que adopta sus argumentos para aducir la debilidad del Estado ante un posible juicio internacional y fundamenta, así, la entrega del movimiento de contenedores del puerto a favor de la empresa por 60 años y en condición de monopolio.

El acuerdo del gobierno con la multinacional de origen belga Katoen Natie, que le otorga la concesión de la Terminal Cuenca del Plata (TCP) hasta 2081, aún deja mucha tela para cortar. Desde 2001 la empresa tiene el 80 por ciento de las acciones de la TCP; el 20 por ciento restante le corresponde al Estado uruguayo a través de la Administración Nacional de Puertos (ANP). El nuevo acuerdo es un punto de inflexión en la compleja dinámica portuaria, con repercusiones políticas, económicas y jurídicas. En este último aspecto, los fundamentos del gobierno se muestran a media luz y la ubicuidad de algunos protagonistas del acuerdo difumina sus límites de pertenencia. ¿Quién es quién y por quién habla cada uno?

El 21 de abril el ministro de Transporte y Obras Públicas, Luis Alberto Heber, com...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Política Suscriptores
Detrás de la estridencia de Graciela Bianchi

Y el dolor de ya no ser

Política Suscriptores
Buenas noticias para el referéndum contra la LUC

Se puede