Política Suscriptores
Un líder que transformó la izquierda

El médico, el tejano, el cercano

Tabaré Vázquez, octubre de 1989. Marcelo Isarrualde

Al presentar sus Conversaciones, Carlos Liscano apuntó que Tabaré Vázquez era un candidato a presidente sin doble apellido ni caballos de carrera. Por su historia y su origen tejano, Tabaré representa, en parte, el sueño de «m’hijo el doctor». Metáfora vital y social en absoluto desdeñable para periféricos y subalternos. También fue la proyección de «mi viejo el del sindicato», «mi barrio, la parroquia y el club de fútbol». Y, sin dudas, «mis seres queridos, a quienes el cáncer se llevó muy rápido».

Hubo y hay algo en Tabaré –ese nombre charrúa que empezó a popularizarse en la mítica sociedad aluvional del Novecientos, a partir de la visión europeizada de Juan Zorrilla de San Martín y las hojas de la escuela pública– que lo acerca a muchos y lo hace bien uruguayo. Algunos dirán que muy...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Tabaré Vázquez en la historia de la izquierda uruguaya

Cayó la flor al río

Política Suscriptores
En la despedida de Tabaré Vázquez

Hasta siempre

Política Suscriptores
Tabaré Vázquez y La Teja

La querencia

Política Suscriptores
La construcción del liderazgo

De outsider a estadista