Con el guiño del Señor - Semanario Brecha
Edición 1649 Suscriptores

Con el guiño del Señor

Dicen que hay que volver a las raíces, pero también darle vida a la renovación. También dicen que la derecha religiosa conservadora crece y es necesario pensar cómo hacerle contrapeso a su retórica. El Partido Demócrata Cristiano, junto con otras fuerzas independientes, bautizó el impulso de una nueva corriente de izquierda cristiana que busca hacer todo eso y más.

Foto: Gaston Britos, Foco

Con el peso fundacional del frenteamplismo como bandera, luego de un período de siesta circunstancial, el Partido Demócrata Cristiano (Pdc) se despereza en busca de espantar la quietud y ganar visibilidad. Para ello, con otras fuerzas creyentes formaron un nuevo paraguas que les permite ensanchar las posibilidades en lo partidario y también en el llano, y crearon una corriente de izquierda cristiana.

Por ahora, varios integrantes definen a la iniciativa como un movimiento que quiere sacudir el avispero, generar acción social y robustecer al Frente Amplio (FA) a través de los principios y valores del humanismo cristiano. Sin embargo, los postulados, tan similares a los del Pdc, y las caras visibles que adhieren a la corriente, como las del prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Rob...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia