Cultura Suscriptores

La casa del padre

Con la guía Griselda Ybarra.

Casa-museo de Atahualpa Yupanqui / Foto: Fabio Guerra

Estaba en Córdoba decidiendo si iba al norte, a la casa de Atahualpa Yupanqui, en Cerro Colorado, o al sur, a encontrarme con su hijo Roberto “Coya” Chavero. Roberto dijo: “Andá a la casa de mi padre, que te va a cerrar su obra”. Hice caso, y el paisaje, la casa-museo y la guía Griselda Ybarra me obsequiaron un cierre tridimensional.

—Atahualpa vino aquí atraído por las pinturas rupestres del Cerro Colorado y sus adyacentes.

—Unas 35 mil pictografías lo convierten en el yacimiento arqueológico más importante de América Latina, y uno de los principales del mundo. Don Ata vino por primera vez en 1938, al año siguiente volvió e hizo amistad con don Patricio Barrera, poeta y guitarrero de la zona. El padre de Patricio estaba inválido, Atahualpa le hizo la promesa de visitarlo y guitarrea...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Con Verónica Artagaveytia

Espiralada

Con Natalia de León, María Mascaró y Catalina Bunge

A despatriarcar

Con Natacha Ortega y Mauricio Gelardi

La dragona y el dragón