Cultura Suscriptores

La casa del padre

Con la guía Griselda Ybarra.

Casa-museo de Atahualpa Yupanqui / Foto: Fabio Guerra

Estaba en Córdoba decidiendo si iba al norte, a la casa de Atahualpa Yupanqui, en Cerro Colorado, o al sur, a encontrarme con su hijo Roberto “Coya” Chavero. Roberto dijo: “Andá a la casa de mi padre, que te va a cerrar su obra”. Hice caso, y el paisaje, la casa-museo y la guía Griselda Ybarra me obsequiaron un cierre tridimensional.

—Atahualpa vino aquí atraído por las pinturas rupestres del Cerro Colorado y sus adyacentes.

—Unas 35 mil pictografías lo convierten en el yacimiento arqueológico más importante de América Latina, y uno de los principales del mundo. Don Ata vino por primera vez en 1938, al año siguiente volvió e hizo amistad con don Patricio Barrera, poeta y guitarrero de la zona. El padre de Patricio estaba inválido, Atahualpa le hizo la promesa de visitarlo y guitarrea...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Con Natacha Ortega y Mauricio Gelardi

La dragona y el dragón