La emoción de cobijar - Brecha digital
Cultura Suscriptores

La emoción de cobijar

Con Mariana Sellanes.

Foto: Consuelo Vargas Rodríguez

Trece metros de largo y uno y medio de ancho mide una cobija de retazos que llegó a Uruguay. Comenzó a coserla la artista plástica uruguayo-venezolana Mariana Sellanes y hoy, con el nombre Las Locas,¹ reúne testimonios de 54 mujeres del mundo.

—¿Por qué te fuiste a Venezuela?

—Emigramos
con mi familia en 1978; primero viajó mi padre, que no militaba en ningún
partido político, pero ayudaba a amigos de izquierda, y luego nos unimos a él
con mi madre y mis hermanas. Tenía 13 años, ahora 54; soy pintora y
afortunadamente siempre he podido vivir de la venta de mi obra plástica, que
incluye dibujos e ilustraciones.

—Naciste en San José de Mayo.

—Sí,
donde tengo mis raíces y numerosa parentela.

—¿Cómo surgió el proyecto Las Locas?

—Mi madre era costurera, crecí viéndola doblar...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados