Mejor rota - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

Mejor rota

Desde 1987 Eduardo Lago vive en Nueva York, su ciudad, donde sigue siendo un escritor español “más solo que la una”. Vino a Montevideo a dictar un seminario sobre “Escritores hispanos en Estados Unidos” en el Cce, y a Buenos Aires para celebrar la primera traducción del “Ulises” de Joyce, otra pasión confesa, la que más le importa.

Fotos: Manuela Aldabe

Su primera novela –Llámame Brooklyn– consagró a Eduardo Lago en 2006 con tres importantes premios –el Nadal, el de la Crítica y el Ciudad de Barcelona–, Siempre supe que volvería a verte, Aurora Lee (2014), la última, acaba de llegar con él a Montevideo estrenando la distribución local del joven sello Malpaso. Un eficiente dosier de prensa ya nos había alertado, junto a otras variables de su trayectoria, que la nueva obra tuvo su origen en una novela póstuma e inacabada de Nabokov, El original de Laura, que en medio de una gran polémica fue publicada en 2009 por su hijo Dimitri, de-sobedeciendo la orden paterna de que la destruyera y después de permanecer guardada en un cofre en Suiza por casi treinta años.

Sabiéndolo, llego a la entrevista cargada con el grueso tomo de la edición anglo...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2004 Suscriptores
Las inversiones de las empresas públicas en el actual período de gobierno

Se enfrían

Edición 2004 Suscriptores
Mario Bergara renunció a la pretensión de ser el presidenciable del FA

La fuerza de los dos polos

Edición 2004 Suscriptores
El MI no le respondió al Senado sobre la actuación de Capretti en el caso Astesiano

Si pasa, pasa

Edición 2004 Suscriptores
Uruguay batió un récord en la importación del principio activo de la Ritalina en 2023

Quédese quieto

Edición 2004 Suscriptores
Con Karina Batthyány, sobre el Sistema Nacional de Cuidados

«No solo no se avanzó, se retrocedió»