Picala Suscriptores

Nuevos sueños

Después de la eliminación de Uruguay.

Godín, Giménez y Muslera al finalizar el partido con Francia foto: afp, johannes eisele

El tiempo de la tristeza y la decepción, que comenzó a gestarse inmediatamente después del alocado gol de Griezmann, ya se está extinguiendo. La bronca y la angustia, ilustradas a la perfección con el comentado llanto de Giménez, van dejando su lugar al análisis y al balance, que resultan inevitables cuando algo llega a su fin. Uruguay mostró una vez más una enorme capacidad competitiva, reforzando su continuidad en la elite, así como cosechando admiración y simpatía en el mundo entero.

El trabajo y la planificación no aseguran absolutamente ningún resultado, pero son la única vía que brinda posibilidades de conseguirlo. En Rusia 2018 volvió a quedar claro cuál es el método a seguir, e incluso a profundizar y perfeccionar, más allá de quién lidere el camino en el futuro.

Antes del Mu...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados