Que deje de ser cosa ajena - Semanario Brecha
Edición 1414 Suscriptores

Que deje de ser cosa ajena

Balance en torno a la violencia doméstica Es como si, a pesar del discurso progre y preocupado, el país no lograra comprender la real dimensión del problema. A Uruguay le urge encontrar soluciones a la violencia doméstica porque ésta se convirtió en uno de los mayores riesgos para mujeres y niñas. Y al decir “riesgo” se dice sufrimiento, violencia, golpes, amenazas, orfandad. Y sobre todo, muerte. Los números siempre incompletos registraron este año más de 30 mujeres muertas. Las hubo asesinadas con armas de fuego y a golpes de puño; las hubo con arma blanca también; algunas murieron delante de sus hijos, otras murieron con ellos. Muchas de ellas habían realizado denuncias ante la Policía y la justicia; y otras más las presentaron y las retiraron, víctimas del laberinto de incomprensión...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia