Cultura Suscriptores

El séptimo arte de un profesor

Con Gastón Sosa.

Foto: gentileza Yoselin García

La primera vez que Gastón Sosa invitó al cine a la mujer que luego fue su esposa, fueron a ver “El dormilón”, de Woody Allen, y ella se durmió. Error de cálculo, admite este docente de matemática y cinéfilo que acaba de financiar la tercera edición del libro¹ que compila su década de trabajo con cine en las aulas.

—En la Universidad del Trabajo del Uruguay (Utu) impartís matemática y administración, materias poco relacionadas, a priori, con un arte de masas. ¿Qué te impulsó a plantear el trabajo con cine?

—Empecé a incursionar en las nuevas tecnologías motivado por la necesidad que tenemos, hoy, de apropiarnos de ellas para distintos fines, y mi afición por el cine me llevó, en 2008, a comenzar a analizar escenas de El gran dictador, de Chaplin, y Ceguera, la película basada en la no...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Con Natacha Ortega y Mauricio Gelardi

La dragona y el dragón