Teje que teje

El comando de campaña de Martínez y una sorpresa en el equipo de economía.

Primera reunión de los voceros en economía de Daniel Martínez / Foto: Prensa Daniel Martínez

A pesar de que la agenda mediática discurre por otros carriles, Daniel Martínez comienza a delinear sus equipos temáticos de campaña. El miércoles el candidato dio a conocer los nombres de sus voceros en asuntos económicos, entre los que, sorpresivamente, no aparece Mario Bergara. En el entorno del ex presidente del Banco Central se maneja que la razón de la ausencia es que el ministro de Economía, Danilo Astori, “vetó su nombre”.

Pasadas las elecciones internas y mientras se dirimía quién estaría en la fórmula con Daniel Martínez, comenzaron a delinearse los comandos de campaña de la dupla frenteamplista. Al círculo que rodeaba al ex intendente capitalino, se sumaron entonces figuras de sectores que no lo apoyaron en junio. Tras su triunfo, Martínez se reunió con Bergara para intercambiar sobre la elección de la futura vicepresidenta y aprovechó para invitarlo a plegarse a este espacio más amplio de pienso político. El economista, que en ese encuentro planeaba ofrecerse para la tarea, aceptó en el acto. Días más tarde, se anunció que también estaría en este ámbito el alcalde del municipio B, Carlos Varela Ubal, de Asamblea Uruguay.

En este momento trabajan en paralelo dos grupos: uno al que definen como “más operativo” –léase el que se encarga de las finanzas, la organización, la agenda de la fórmula–, coordinado por Jorge “Chileno” Rodríguez (Partido Demócrata Cristiano) y la vicepresidenta del Frente Amplio, Blanca Elgart, y otro que delinea los ejes en que se debe machacar de aquí a octubre, así como las formas en que la fuerza política debería comunicarse para no emitir mensajes disonantes. En este último, también coordinado por Rodríguez, además de Varela Ubal y Bergara, participan el presidente del Frente Ampio, Javier Miranda; el comunista Juan Castillo; la senadora Constanza Moreira; el diputado emepepista Alejandro Sánchez; los socialistas Eduardo Fernández y Gonzalo Civila; la responsable de la Asesoría para la Igualdad de Género de la IM, Patricia González, y el publicista Claudio Invernizzi. Sánchez informó a Brecha que, en la última reunión del secretariado del FA, se aprobó que se integrasen representantes de las bases de Montevideo y Canelones. Este ámbito conjuga un “abanico amplio de tendencias” dentro del oficialismo, explicó el legislador. No hay allí un representante de cada sector, ni tampoco miembros designados por cada uno de los cuatro precandidatos que corrieron la carrera hacia junio. De hecho, en el comando político no participa Carolina Cosse ni nadie que vaya en su nombre. La ex ministra de Industria sí tiene representación en el comando operativo.

Ante ciertos desajustes, en los comienzos, entre Martínez y Villar, así como por las distintas frases utilizadas para definir al actual régimen venezolano, encauzar un discurso compartido es una prioridad para muchos dirigentes del FA. La ex senadora Margarita Percovich (Casa Grande), que participó en lugar de Moreira en la reunión del lunes pasado, aseguró que en asuntos en los que se presenten discrepancias, como por ejemplo “en algunos proyectos de ley, se va a tratar de unificar criterios o de no discutirlos en este período”. Por su parte, Sánchez indicó que “la campaña tiene que tener un hilo, un tono y un discurso común, porque si no, la gente puede sentir falsas contradicciones”. En estos encuentros se ha hecho hincapié en que, sin obviar los logros de estos tres gobiernos, el acento debe estar en lo que se propone a futuro.

En este tiempo, Martínez también se abocó a designar voceros. Hasta el miércoles, se conocían los nombres de Gustavo Leal como portavoz de los temas de seguridad y de Ramón Méndez como coordinador de los contenidos programáticos. Esa misma tarde, el candidato presentó el listado de voceros en materia económica, en que figuraban miembros del actual gobierno, como el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri; el director de la Asesoría Macroeconómica de este ministerio, Christian Daude; el director de Planificación de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (Opp), Fernando Isabella, y el subdirector de esa oficina, Santiago Soto. Además, lo integran Jimena Pardo, Juan Voelker, Ana Inés Morató, Ana Gabriela Fachola, Álvaro Ons, Virginia Robano, Oriana Montti, Gustavo Viñales, Gonzalo Zunino y Gioia de Melo. No aparecían allí los nombres de piezas relevantes, como Mario Bergara, Álvaro García o Daniel Olesker. El ex ministro de Desarrollo Social y número uno al Senado por el Partido Socialista dijo a Brecha que uno de los criterios utilizados para determinar los voceros de cada área fue que no debían encabezar listas a la Cámara alta. Por lo tanto, no mostró sorpresa por la ausencia de su apellido en el equipo. En tanto, Álvaro García, el director de la Opp, quien aseguró a este semanario que le parece “un gran equipo, con gente joven y buena participación de mujeres”, también entiende que este fue el criterio que se siguió. En el entorno de Bergara, en cambio, si bien sabían desde antes de que saliese en la prensa que el ex presidente del Banco Central tampoco integraría el grupo, la versión que manejan es que el motivo real de su ausencia es que el ministro de Economía, Danilo Astori, “vetó” su nombre. Para algunos, el criterio mencionado es sólo la forma de justificar la situación. De hecho, no todos los integrantes del comando político tenían claro que estar en el primer puesto de una lista fuese una limitante. “Es difícil ser al mismo tiempo cabeza de lista y vocero, pero este criterio no se mencionó”,narró uno de los dirigentes que forman parte de ese ámbito.

Ayer Bergara lanzó su candidatura al Senado en La Huella. El segundo puesto lo ocupará Villar, pese a que no asumirá la banca en el hipotético caso de que el FA acceda a la Presidencia y esta lista obtenga dos senadores. En el entorno del economista se aseguró a Brecha que aún no está resuelto quién ocupará el tercer lugar. El miércoles, el ex precandidato se reunió una vez más con su colega Álvaro García, quien se limitó a decir a este semanario que con “Mario viene bien la cosa”. Insistió en que comparten que se debe reunir “a la mayor cantidad de visiones similares posibles” bajo un mismo sublema y, a pesar de los conocidos distanciamientos, no descartó que Astori pudiese integrar este espacio. También el miércoles se lanzó el Espacio 427, compuesto por independientes y el Pdc, que en las internas apoyó a Martínez. Este espacio impulsa ahora la candidatura de Bergara al Senado y se sumará a su lista. En Montevideo, será el prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, quien encabece la lista a Diputados del sector.

PRIMER PASO. Antes de salir al aire en el primer programa de Séptimo día(Canal 12), Martínez entregó una carta a Ernesto Talvi y a Luis Lacalle Pou en que planteaba la posibilidad de llegar a acuerdos en políticas de Estado en temas como la seguridad, la educación y el empleo. Al día siguiente, se la hizo llegar al candidato por el Partido Independiente, Pablo Mieres. Las respuestas fueron variopintas. El nacionalista lo invitó a debatir los temas públicamente, pero para Martínez estos acuerdos deberían forjarse reuniendo los equipos técnicos de cada candidato. En tanto, Mieres sostuvo que acordaría únicamente en materia educativa, con la propuesta de Eduy21 como punto de partida. Quien aceptó reunirse “al margen de las cámaras” a trabajar sobre estos tres ejes, así como sobre medioambiente, fue Talvi.

Varios integrantes del comando político dijeron a Brecha que no fue tratada en ese ámbito esta propuesta de Martínez. Sánchez aseguró que en el FA hubo quienes no vieron con buenos ojos tender un puente con la oposición “mientras ellos te dicen que te quieren arrancar las muelas y que su único cometido es sacarte”. El diputado, sin embargo, opina que es positivo buscar el diálogo. De todos modos, entiende que “los partidos no tomaron la posta” y considera que es una “etapa vencida”.

Tanto Percovich como Sánchez afirmaron que sí hay consenso, en el comando y en el Secretariado Ejecutivo del FA, en la necesidad de buscar ampliar la base de apoyo del oficialismo, en alianzas como la alcanzada con el diputado Fernando Amado. Para el legislador, es erróneo que el FA esté buscando el centro con estos movimientos. Aseguró que el oficialismo, “sin renunciar a sus banderas”, pretende generar un espacio para aquellos grupos progresistas que se encontraban en los partidos tradicionales, donde los sectores más conservadores les han ganado al wilsonismo y al batllismo. “Tenemos a la asesora económica de Talvi diciendo que el mercado es el mejor asignador de recursos” (La Diaria), dijo para ejemplificar la lejanía colorada de sus alas más progresistas.

Artículos relacionados

Política Suscriptores
La saga frenteamplista de las candidaturas a la Intendencia de Montevideo.

Sorpresas te da la vida