Cultura Suscriptores
41ª Feria Internacional del Libro

La casa de papel

Después de la tormenta, y con Ecuador como país invitado, comenzaron estas dos semanas de invitación a la lectura en la Explanada Municipal. Y mientras las charlas, mesas redondas, conversatorios y presentaciones se suceden en los salones municipales, en el hall y en la carpa exterior miles de libros acechan al lector ocasional y aguardan al avezado. O al revés.

Foto: Fernando Pena

El lunes de mañana en la Explanada Municipal, y con la carpa aún chorreando agua, todavía no era posible jugar al avistamiento de autores –esos plumíferos–, pero sí sucumbir a la tentación del curioseo bibliómano. Y es que este año la feria abrió antes, y a partir de las diez de la mañana ya se podían recorrer los stands para ver las novedades y las ofertas. La ceremonia oficial sería nueve horas más tarde, en el Salón Azul. Suficiente tiempo para llegar primero a varios ejemplares aparentemente únicos (lo siento) y a otros que, sólo por numerosos, estarán todavía allí esperando.

¡BIBLIODIVERSIDAD! La feria opera como una gran vidriera del mercado editorial actual, una megalibrería donde se exhibe a la vez el catálogo y lo que hay de nuevo, además de los saldos de los que es menester de...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

El libro y las políticas públicas.

Bibliografía básica

Sobre el posible ingreso de una nube de langostas a Uruguay.

Las invasiones bárbaras

Cultura Suscriptores
Cien años de la primera película uruguaya de ficción.

En el principio, las mujeres

Mundo Suscriptores
Estados Unidos: Policía, milicias blancas, estatuas y elecciones.

Decapitando a Colón