Cultura Suscriptores
Clemente Padín, Mario Levrero y Cristina Peri Rossi.

La mística de la revolución en la escritura de tres autores

Está claro que el 68, el llamado «espíritu del 68», no empieza justo el 1 de enero de 1968. En América Latina, 1968 se abre con el asesinato de Ernesto Che Guevara en Bolivia en octubre de 1967. Conviene sin embargo recordar que la muerte de Guevara, «la caída en combate del guerrillero heroico», como se la denomina entonces, no fue considerada como un desastre sino como un elemento más en una serie de luchas que desembocarían en la liberación del subcontinente, y que su ejemplo habría de abrir conciencias y caminos.

Clemente Padín (centro), Circa, 1968 Foto: s/d de autor

De un modo análogo, y en 1968, el semanario Marcha, que aspiraba a abrir «un diálogo con sus lectores» para que éstos no fueran actores pasivos sino que se convirtieran plenamente en constructores de la democracia, apuntaba que en Uruguay existía un déficit de democracia por parte de las instituciones tradicionales (el Parlamento, la prensa, los partidos políticos), que al no desempeñar ya su papel, dejaban el campo abierto a nuevos actores como las universidades, los sindicatos e incluso la Iglesia, que andaba en plena transformación. De ahí la reacción del Estado en contra de esas entidades que se estaban convirtiendo en la nueva y verdadera oposición, y que Marcha por primera vez en su historia fuera suspendido tres veces en el año. Parafraseando a María Ferraro-Osorio,1 en 1968 se asis...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

El libro y las políticas públicas.

Bibliografía básica

Sobre el posible ingreso de una nube de langostas a Uruguay.

Las invasiones bárbaras

Cultura Suscriptores
Cien años de la primera película uruguaya de ficción.

En el principio, las mujeres

Mundo Suscriptores
Estados Unidos: Policía, milicias blancas, estatuas y elecciones.

Decapitando a Colón