Las excepciones - Brecha digital
Grandes estrenos en Netflix

Las excepciones

Los pros son la disponibilidad hogareña y la libertad de verlas en cualquier horario. Los contras, el tener que conformarse con una pantalla pequeña, sin el calor ritual de la contemplación colectiva ni las posibilidades de intercambio que dan las salas de cine. Cierto es que, entre los centenares  de títulos basura que suelen verse en Netflix, pueden rescatarse varios de los mejores del año.

Pinocho, de Guillermo del Toro. NETFLIX

Ya durante la primera mitad de 2022, Netflix había estrenado algunos de esos títulos que hoy participan en cuanta lista de mejores películas del año vienen siendo publicadas. La excelente animación de Richard Linklater Apollo 10 ½, una de las más bellas y entrañables aproximaciones a la clase media estadounidense de fines de los años sesenta, y también RRR (sigla de Rise Roar Revolt), divertidísima película india dirigida por el gran S. S. Rajamouli, uno de los directores de acción más creativos y desinhibidos de la actualidad. Pero conviene destacar particularmente otros estrenos que se dieron a conocer a partir de setiembre y que continúan disponibles en la plataforma.

VIOLENCIAS DE AYER Y HOY

El bélico es uno de los géneros cinematográficos menos aptos para espíritus sensibles, y más si se trata de un abordaje tan cercano al terror absoluto como Sin novedad en el frente, gran película del alemán Edward Berger, adaptación libre del clásico homónimo de Erich Maria Remarque. La ambientación nos sumerge vívidamente en los confines más fangosos, agobiantes, extenuantes y violentos de las trincheras de la Primera Guerra Mundial y del alma humana. Pero esta película no solamente acumula y expone horrores durante dos horas y media −aunque en buena parte sí lo hace−, sino que, además, logra adentrarse, con gran poder de convicción, en la transformación radical sufrida por jóvenes ingenuos, risueños y alistados voluntariamente al ser dispuestos en una carnicería sin tregua que los vuelve criaturas aterrorizadas y capaces de cualquier cosa con tal de sobrevivir. Todo un acierto el evitar cualquier mínimo atisbo de heroísmo y de exponer cómo los altos mandos decidían un destino funesto para miles de vidas, movidos por caprichos de masculinidad o de pura obstinación.

Athena es una película francesa mucho menos violenta, pero igual de espectacular y envolvente. La anécdota se concentra en tres hermanos de la banlieue parisina, quienes participan en los conflictos sociales imperantes en la Francia actual. Conviene prestar atención a los cineastas Ladj Ly (aquí guionista, director de Les misérables, una de las mejores películas del año pasado) y Romain Gavras, encargado de este prodigio formal de planos secuencia y atmósferas oníricas −por momentos recuerda a El señor de los anillos y a Come and See− que recrea una guerra sin parangón en la que se confrontan y confunden comunidades sublevadas, policías de choque, narcotraficantes y neonazis. Francia vive un momento histórico clave y estos cineastas llegaron para mostrárselo al mundo.

DRAMAS HISTÓRICOS PARA GRANDES Y CHICOS

Luego de su excelente serie de terror lúdico Gabinete de curiosidades (también disponible en Netflix), Guillermo del Toro logró concretar Pinocho, uno de sus proyectos más antiguos y ambiciosos. Se trata de una nueva versión −esta vez animada con un increíble trabajo en stop motion− que, a pesar de ser presentada como apta para niños mayores de 7 años, no se ahorra ningún elemento truculento a lo largo del metraje: todas las criaturas, sean buenas o malas, tienen algo de inquietantes. Incluso el mismo Pinocho se asemeja, en un comienzo, a un insecto ominoso y desacatado. Es probable que, debido a este bicherío y a una falta general de concesiones en tocar temas «sensibles», el visionado de esta película sea más bien indigesto para los niños más pequeños. Retomando un terreno de fantasía histórica con apuntes políticos −que Del Toro ya supo desplegar en El laberinto del fauno y El espinazo del diablo−, la historia se ambienta esta vez en la Italia fascista y en las dos guerras mundiales que la circunscriben. El resultado es una notable película de aventuras que, además, contiene fragmentos singularmente emotivos.

A veces la matemática funciona muy bien con el cine, y estaba visto que la fórmula del director chileno Sebastián Lelio (Gloria, El año del tigre, La sagrada familia) y la gran actriz Florence Pugh (Midsommar, Lady Macbeth) no podía fallar. En la notable El prodigio, a la enfermera protagonista (Pugh) le encomiendan una extraña misión: vigilar a una niña confinada en una cabaña remota, que sigue viva a pesar de no comer hace meses. Corre el año 1862, en ese entonces la palabra anorexia ni siquiera había sido inventada, y en el pueblo −encallado en los Midlands irlandeses− se habla de la niña como de un prodigio milagroso. Las adaptaciones históricas a veces pueden ser tragos difíciles; cuesta asimilar determinados horrores cotidianos y familiares que antaño fueron extendidos y aceptados. Una lograda película que habla del fundamentalismo y de una forma muy acertada de combatirlo: acompañándolo en su mismo juego en vez de oponerse frontalmente.

EL REVERSO NECESARIO

Por último, el documental El misterio de Marilyn Monroe: las cintas inéditas es de visionado necesario, sobre todo luego de exponerse a una película tan mala como Blonde, misógina aproximación a la figura de Marilyn. El contraste entre ambas películas es especialmente esclarecedor, y lo interesante en este planteo documental es que son nombrados muchos aspectos que en Blonde se omiten: la predilección de la actriz por los amoríos con gente poderosa e influyente, su inclinación política de izquierda, su affaire simultáneo con J. F. K. y Bobby Kennedy −dato muy significativo para comprender su suicidio− y, por supuesto, el antológico canto de cumpleaños a John Fitzgerald. En Blonde se eligió trazar el perfil de una víctima total, el de una chica ingenua que siempre fue arrastrada de las narices para satisfacer caprichos ajenos. Pero aquí queda claro que también se podría haber elegido la historia biográfica de Marilyn para trazar un perfil de empoderamiento. Uno que acabaría siendo destrozado salvajemente por el patriarcado, pero, ante todo, un perfil humano, auténtico y creíble, mucho más justo con la Marilyn que alguna vez vivió.

Artículos relacionados

En cartelera: Alcarrás y Los Fabelman

La vida y sus obstrucciones

2023: 80.ª edición de los Globos de Oro

Vecina: discuta de cine