Cultura Suscriptores
Prosa poética de Ida Vitale.

Mirar con ojo exacto

“Entre escritura y danza,/ danza de la escritura”, decía en uno de sus textos el poeta Enrique Fierro, fallecido en 2016. Ida Vitale (Montevideo, 1923) –su compañera de años– es el mejor ejemplo de alguien cuya vida estuvo consagrada a esta danza de la escritura, experiencia de plenitud que no excluye algún que otro sinsabor. Estuario acaba de editar uno de sus títulos, que vio la luz originalmente en México, en 2003: “De plantas y animales”.

Foto: Fernando Pena

A lo largo de
décadas, la reciente ganadora del premio Cervantes logró zurcir una obra
calibrada y persistente, que, publicada principalmente entre México, España y
Uruguay, se vuelve rompecabezas de un periplo marcado por despedidas y
retornos. Un derrotero en ocasiones a salto de mata, cuya expresión más
drástica estuvo en la decisión de exiliarse en México junto con su marido en
1974, estadía que se prolongó hasta 1984. Se trata de una búsqueda verbal sin
histrionismos, que no apela a la eficacia de la función referencial; estilo
nómade y austero que, cuando las circunstancias lo ameritan, puede ser
dolorosamente irónico (por más señas, leer “Agradecimiento”, en Trema,
2005).

Pero en
la autora conviven varias facetas: poeta en verso y en prosa, sí, pero también
traductora prolífica,...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

El libro y las políticas públicas.

Bibliografía básica

Sobre el posible ingreso de una nube de langostas a Uruguay.

Las invasiones bárbaras

Cultura Suscriptores
Cien años de la primera película uruguaya de ficción.

En el principio, las mujeres

Mundo Suscriptores
Estados Unidos: Policía, milicias blancas, estatuas y elecciones.

Decapitando a Colón