Sociedad Suscriptores
De ahogados y matrices culturales.

El viaje hacia el mar

El pegajoso asfalto sigue siendo el escenario favorito de la parca para blandir su guadaña, pero el dato de que los ahogamientos son la segunda causa de muerte por lesiones de niños y adolescentes pareció poner en peligro por algunos días el letargo en que las altas temperaturas tienen a la conciencia pública.

Niños aprenden a nadar en la plaza de deportes número 8, en Piedras Blancas / Foto: Carlos Lebrato

En noviembre, cuando empezaba el murmullo, Ariel González, el primer uruguayo que surfeó en competencias internacionales –con medio siglo arriba de dedicación a la educación física–, dejó inaugurada la Semana de la Seguridad Acuática subrayando que ésta “no puede considerarse desde el paradigma del siglo pasado, cuando los uruguayos vivíamos de espaldas al mar”.

¿Vivíamos de espaldas al mar? ¿O aún cargamos con eso? “Bueno, en Uruguay no hay una literatura marina. En Argentina tampoco. Hay una literatura de balneario, que no es lo mismo. O una literatura histórica, como la de Alejandro Paternain. Pero muy pocos escritores se han sentido llamados a recuperar experiencias sobre la costa marina”, empezó a responder desde Punta Colorada el escritor rioplatense de origen porteño Carlos María...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados