Cuando el DAESH golpea la puerta - Semanario Brecha
Edición 1650 Suscriptores

Cuando el DAESH golpea la puerta

A seis quilómetros de la línea de fuego en la frontera del Líbano con Siria el padre Ibrahim, párroco del pueblo del Valle de Becá y Reifat Nasrallah líder de la milicia que defiende la zona, reciben a Brecha. El padre Ibrahim en su iglesia después de un funeral, Reifat en su casa, vestido de piyama.

“Hizbolá nos da a sus hijos para que nos ayuden a defendernos, que es lo más preciado que nos pueden dar, así que las armas son un asunto secundario”, asegura el comandante cristiano Reifat Nasrallah. Foto: Roberto López Belloso.

Detrás de esas montañas está el peligro. Montañas que vistas desde aquí ni siquiera parecen demasiado altas. Pero un domingo a las diez de la mañana es temprano en cualquier parte. En pantalón de dormir y con una camiseta del equipo de básquetbol universitario de Miami, Reifat Nasrallah luce recién levantado.

Le cuesta entrar en calor en la conversación. Se para. Pide que traigan café. Regresa. Vuelve a pararse a buscar los cigarrillos. Finalmente se sienta en el amplio sofá de la sala de su pequeña mansión. No espera la primera pregunta para empezar a hablar.

Comandante de las milicias de autodefensa de esta ciudad de 25 mil habitantes, tiene muy frescos en la memoria los ejemplos de Irak y Siria.

—Cuando las poblaciones cristianas son expulsadas por el avance de los islamistas, ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Nueva novela de Diego Recoba

Un patafísico en Nuevo París

Cultura Suscriptores
26.º Festival de Cine de Punta del Este

Latinoamérica palpitante

Edición 1997 Suscriptores
Uno de los principales desafíos de Bernardo Arévalo en Guatemala

La justicia secuestrada

Edición 1997 Suscriptores
Bolsonaro y su demostración de fuerza

Se sacó la foto